Sobre mí…

Soy Anna, una apasionada de la joyería desde que era pequeña. Me puse a estudiar joyería tras un giro en mi vida profesional y quise hacer algo que realmente me gustase y me llenara, así que me gradué en Joyería Artística en la Escuela de Arte La Industrial de Barcelona. ¡A mis 40 años!

Me definiría como una joyera a quien le gusta experimentar. Me dejo llevar, voy creando a medida que hago las joyas. Y es que como decía Picasso: «La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando«. A menudo, si la pieza lo permite, hago cambios en las joyas. No me gusta hacerlas exactas, por eso todas las joyas son únicas.

Las joyas son recuerdos de viajes, regalos de amor, de amistad, recuerdos de un día especial. Marcan una fecha señalada, como el nacimiento de un hijo, el día de un compromiso… Una joya es algo más que un objeto, es un sentimiento que las hace únicas y muy personales.

Anna Gil

Me encanta dar color a las joyas. Con el esmalte se pueden conseguir colores muy vivos y brillantes que dan un toque distinto y más artístico a las piezas. Puedo jugar con los colores y dejarme llevar. Con los esmaltes se consiguen acabados muy interesantes.

En cierto modo, las joyas te definen, son una parte importante de tu look e incluso algunas joyas adquieren tanto significado y se vuelven tan personales que si no las llevas ¡parece que estés desnuda!

Mi deseo es hacer joyas especiales hechas para ti, que te hagan sentir única y que quien las lleve valore el trabajo artesanal y personalizado. Lo hago con toda mi ilusión y cariño y espero que se refleje en mis creaciones.

Carrito de compra
Abrir chat
1
¿necesitas ayuda?
Hola!
En qué puedo ayudarte?